domingo, 16 de diciembre de 2012

Con El Tiempo.

Con el tiempo te vas dando cuenta de que no todas los que te sonríen son tus amigos ni todas esas sonrisas significan felicidad. Que el mundo se ve según el color en que se mire, y que no todo es blanco y negro, en este mundo hay muchos grises. Que los verdaderos amigos se cuentan con los dedos de una mano, y te sobran dedos y que los mejores momentos de tu vida, si retrocedes, han sido con todos ellos. Que no en todos los cuentos hay un final feliz, sino que vivieron felices y comieron perdices, ¿pero quién dijo juntos? Que con el tiempo, te vienen recuerdos a la mente de personas que eran tus amigos y ahora son simples desconocidos para tí. Que el hombre de pocas palabras es el que más siente y que la mejor rotura de silencio es con un beso. También he aprendido que lo que hoy te hace llevar una sonrisa en la cara, mañana se tornará por una lágrima. Que un Te Quiero sincero puede significar mucho más que cualquier otro gesto de esa persona especial. Con el tiempo aprendí que todos esos amores que han pasado por tu vida y no se han quedado, todos esos amores no se han quedado porque el amor indicado todavía no te ha llegado.
Y con el tiempo he aprendido que el mejor regalo que se puede tener es el amor de una familia que te quiere y que juntos podamos celebrar un fín de año como nos merecemos.

jueves, 6 de diciembre de 2012

Para Navidad sólo pido eso.

Por fín, Navidad! Ya se acerca esa época en la que se tienen ilusiones, sueños, esperanzas... Época de regalos, de pasarte los días pensando en qué le vas a pedir a los Reyes...
Yo este año sólo voy a pedir una cosa. Ya sé que diréis, eso es por ahora, después siempre pides algo más, no te puedes quedar sin regalos en Navidad... OS EQUIVOCÁIS.
Sólo quiero un regalo para estas Navidades 2012, a mi abuelo sano y salvo. Sólo eso, sólo quiero que los Reyes Magos este año se anticipen un poco y vayan al hospital donde se encuentra mi abuelo y le den todas las fuerzas del mundo, todas las fuerzas que a mí me faltan.
Sé que él es fuerte, muy fuerte, pero a veces, no sólo basta el ser fuerte, si no la suerte también. Asi que, también desearía mandarle suerte, mucha suerte, pero no sólo para ahora, sino para toda la vida.
Porque es sólo recordar esos momentos que he pasado junto a él, y caérseme una lágrima por la mejilla. Esos abrazos que me daba cuando salía del colegio, las canciones que he escuchado desde pequeña; todas esas canciones tan estúpidas que sólo las oía porque me las cantaba él con esa gracia, que terminaba riendo como nunca, todos los momentos vividos con él, son muchos.
Da pena que sólo pensemos en lo que perdemos cuando lo estamos perdiendo, pero he aprendido que debo demostrar el cariño a mis seres queridos más a menudo.
Pero eso, para este año, QUERIDOS REYES MAGOS, YO SÓLO OS PIDO ESO, NO ES MUCHO VERDAD? Confío en vosotros, sé que no me decepcionaréis:)